No es Facebook ni Twitter son las personas quienes tienen el poder | Neo